Equinoccio primaveral (1)

Giverny, Francia. 2011

 

Variaciones sobre la rosa
Umberto Saba

 

II

Muchos son los colores con que cambia

tu encanto el arte o la naturaleza.

En mí, como es turquesa el mar, existes

por la idea a que te uno, sólo roja.

 

III

Cauta tus tallos recortaba. Triste

me sonrió, y a mi primer regalo.

Dos manos lo ajustaban al suelo.

Me fui lejos, abandoné aquel seno.

Erré, como es humana la condición.

Me superó la vida, la vencí

en parte; al corazón no tanto.

Aún

me canta el ruiseñor y ha florecido

una rosa entre espinas.

Un pensamiento en “Equinoccio primaveral (1)

  1. “En el idioma de las hojas, el rocío es la caricia para las sonrisas de la mañana…”
    Lo es también para la rosa que nace entre las espinas, única, como la del Principito…

    Aplausos escritos
    @OrlanSilva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s