Dos cisnes o 22

Google images

Recuerdo muy bien cómo aprendí a hacer el número 2.
Mi bisabuela, Amanda, me explicó que el número 2 era como un cisne (o quizás dijo pato, para que yo entendiera con mayor facilidad). Recuerdo que mientras ella lo iba escribiendo, decía ‘primero la cabeza y el cuello y luego el cuerpo, que como está en el agua tiene ondas’. Lo que más me gustaba de su 2 eran esas ‘ondas’ tan de abuelita que ella intentaba enseñarme pero que nunca me quedaban igual. Luego de la explicación primera, hacía una serie para que yo la repitiera. Era una plana pero nunca la vi de esa manera. Todo lo contrario, yo la pedía. Así cómo le pedía que me dibujara flores. Ella hacía el contorno y yo las coloreaba con mis marcadores de olores.
Hoy, pensando en el número 22 porque es mi nueva edad, este recuerdo fue lo primero que vino a mi mente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s