Los árboles que somos


Ala la estrella el silencio
de las dos bocas
El camino nos lleva a la
respiración curvilínea
de los árboles


Cada tallo una palabra
y los haces de luz, los acentos
Hablamos los espacios que
a lo lejos,
la oveja cuenta


Tiembla la columna verde
de la Tierra.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s